Gaseosas. ¿Cómo afectan estas bebidas a nuestros dientes? - Salud 24
Salud 24

Gaseosas. ¿Cómo afectan estas bebidas a nuestros dientes?

Una minuciosa explicación detallada de lo que sucede dentro de nuestra boca al tomar estas bebidas.

Cada bebida que consumimos día a día presenta un PH distinto según la naturaleza de esta, esto puede ser perjudicial ya que muchas de ellas tienen un PH bastante ácido y si no se toman medidas de prevención adecuadas pueden generar problemas de salud y sobre todo en la cavidad bucal.

En el Perú las bebidas carbonatadas actualmente se consumen con mayor frecuencia, siendo unas de las principales causas del deterioro del esmalte dental.

El esmalte dental es un tejido mineralizado cuya microestructura presenta una muy compleja organización debido a las exigencias del medio bucal y el contacto con los dientes antagonistas. Por ello, ha sido objeto de numerosas investigaciones y descripciones tanto en odontología como en otras disciplinas.

El tejido duro dental, que es una estructura altamente mineralizada, puede destruirse por contacto con sustancias ácidas. Los problemas dentales comunes relacionados con el ácido son la caries y la erosión, aunque sus mecanismos difieren.

Hoy por hoy la erosión dental está aumentando gradualmente en importancia; se ha encontrado que es una condición común en niños y adolescentes.

La erosión dental puede tener causas extrínsecas o intrínsecas, la principal fuente extrínseca de erosión dental es la comida ácida; la dieta, particularmente y el consumo de refrescos son el principal factor etiológico. Además, cabe señalar que el potencial erosivo de los refrescos puede provenir de varias propiedades, como el tipo de ácido contenido, el valor del pH, la acidez valorable, etc.

El PH salival debe mantenerse alrededor de 6 y no bajar más de 5.5, ya que eso se considera como un PH crítico para el esmalte.

La saliva tiene una “capacidad buffer”, la cual permitirá regular los niveles de pH en ella. Pero de igual manera se podrían generar complicaciones tales como la erosión, siendo un ataque ácido (no originado por bacterias) sobre cualquier superficie expuesta del diente y causa locales desmineralizaciones en los tejidos duros.

El potencial erosivo que presenta una bebida carbonatada o simplemente gaseosa está determinado por ciertos factores tales como el PH, la capacidad buffer de la saliva frente a estos ácidos, tiempo de exposición y la frecuencia de la ingesta de la bebida.

Se recomiendo disminuir drásticamente la ingesta de gaseosas y refrescos azucarados si se empieza a percibir problemas dentales, así, no empeorar el ser propenso a caries.

También enjuagar tu boca después de beber una bebida con gas. Así conseguirás remover los restos que se quedan en tus dientes.

Usa pastas dentales y enjuagues bucales que cuenten con una proporción de fluor, gracias a este componente lo que estarás haciendo será disminuir la intensidad del desarrollo de caries y fortalecer el esmalte dental.

 

 

Add comment

Síguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.

Lo más popular

Lo más comentado